RECETAS

Otra receta

12 min · 2 personas

Categoría: Con pollo Todas las recetas
Receta

Ingredientes

  • 1/2 cucharada pequeña de pimienta negra molida
  • 1/2 cucharada pequeña de cúrcuma
  • 1/3 cucharada pequeña de comino molido
  • 1 pimienta de cayena (guindilla seca pequeña)
  • 1 puñado de perejil

Preparación:

  1. Pasado este tiempo pela una cebolla mediana y córtala en 8 trozos a lo largo. Luego separa las distintas capas de la cebolla para conseguir unos buenos trozos.
  2. Pon una sartén grande a fuego medio con 2 cucharadas de aceite de oliva y añade las cebollas y una pizca de sal. Deja al fuego hasta que la cebolla se ponga algo blanda pero no tiernas del todo. Entonces aparta y reserva la cebolla en un cuenco o plato.
  3. En la misma sartén donde hemos hecho la cebolla vamos a preparar la carne. Si se ha quedado sin aceite añade 1 o 2 cucharas de aceite y pon a fuego fuerte. Cuando el aceite esté muy caliente añade la carne de cordero y deja que se dore un minuto por cada lado o hasta que coja un bonito color. Entonces aparta del fuego y reserva la carne caliente entre dos platos.
  4. Ahora volvemos a añadir las cebollas a la sartén donde se ha dorado la carne y desglasamos el fondo de la sartén para que se impregne de todos los sabores. Si la cebolla suelta poco jugo puedes añadir una cucharada de agua para que te ayude a desglasar y despegar así los sabores del cordero que están pegados en la sartén.
  5. Apaga el fuego y deja la cebolla en la sartén, añade también la carne y tapa para que se mantenga caliente.